MANIFIESTO

Son muchas las personas que de manera consciente y responsable consumen cannabis y en la actualidad tienen una situación de absoluta inseguridad jurídica.

Hay lugares como Uruguay o California que avanzan en la regulación pero aquí ahora no estamos avanzando. El Tribunal Constitucional ha suspendido leyes que regulaban el consumo de cannabis en Cataluña y Navarra y el Tribunal Supremo ha entrado en una espiral de criminalización de las Asociaciones de Cannabis.

La situación actual, además de generar inseguridad jurídica a las personas consumidoras, las criminaliza. Hay personas que pueden entrar en prisión por haber participado en las actividades de una Asociación de Consumidores de Cannabis.

Centenares de personas al año son sancionadas por dar positivo en un drogotest mientras conducían. Técnicamente no se puede saber si el consumo se ha producido ese mismo día  o varios días antes. Es completamente injusto.

Muchas personas cultivan para su propio consumo pero la falta de regulación hace que no estén tranquilas mientras lo hacen. Además, miles de personas son multadas cada año por consumir o tener cannabis encima. De hecho, más del 50% de personas multadas por la Ley Mordaza cada año es por éste motivo.

Urge una regulación integral que otorgue derechos al consumo y que garantice un uso del cannabis responsable. ¿Te sumas?

#ConsumoConDerechos #CannabisResponsable